Ella acaba de terminar la promoción de una de las más grandes películas y tiene uno de los rostros más reconocidos en el mundo.

Pero parece que la cara famosa Emma Watson no funcionó a su favor mientras trataba de parar un taxi en una concurrida calle de Nueva York.

La actriz de  21 años de Harry Potter, pasó algún tiempo en la calle hablando con un taxista, tratando de explicarle la dirección en que viajaba, pero él la rechazó porque estaba fuera de servicio.