4 agosto 11El amor entre Shakira y Piqué ha rebasado los límites de sus propios corazones, tanto, que la pareja se ha unido para compartir este sentimiento con los niños latinoamericanos en Estados Unidos. A través de una alianza entre la Fundación Pies Descalzos y la Fundación FC Barcelona, la cantante y el futbolista buscarán beneficiar a más de 28 mil niños y jóvenes.

En conferencia de prensa, Shakira hizo el anuncio oficial de la alianza global que lleva por nombre “Fútbol para el desarrollo de la juventud y la vida sana”, con la que buscan trabajar conjuntamente por los niños de Colombia y la comunidad hispana en Miami que están en situación de riesgo, creando espacios recreativos y deportivos.“

Con Gerard he aprendido todo este tiempo sobre fútbol y he aprendido todo lo que significa el deporte cuando un niño desde muy temprana edad entra en contacto con eso. Cómo ayuda a desarrollar las aptitudes de un niño desde que empieza su vida, como el respeto a las reglas, la disciplina, la tolerancia, las ganas de llegar a la meta, acariciar los sueños y realizarlos”, declaró la cantante, quien fue recibida con una ovación.

“Me ha explicado cómo en el Barça hay una verdadera integración entre los jugadores de este equipo en donde se encuentran integrantes de varias nacionalidades, creencias e idiosincrasias, y cómo la unión y el llevar la misma camiseta es lo que realmente importa”, destacó Shakira dejó claro que su romance con Piqué va más allá de compartir besos, sino también sueños y luchar por alcanzarlos al revelar:

“Estas charlas con él se imaginarán cómo me habrán hecho soñar con la posibilidad de que alguna vez la humanidad pueda llevar la misma camiseta y llevar iguales oportunidades de educación a todos los niños del planeta, a los niños latinos de este país”.

El primer paso de esta alianza será crear un centro deportivo en Miami, para que los jóvenes y niños utilicen las herramientas para forjar un mejor futuro, y por ello, durante la conferencia, presidida por Satcha Prieto, también estuvieron presentes los jugadores del Barcelona, Gerard Piqué, Puyol y Sergio Busquet, que convivieron con los niños y jugaron fútbol con ellos.